miércoles, 18 de julio de 2007

Gijón - Mercado Ecológico y Artesano


Gijón, Plaza Mayor, segundos fines de semana de cada mes


El findesemana pasado estuve de visita por Asturias, en las proyecciones y la fiesta de los Encuentros de Fotoperiodismo de la Semana Negra de Gijón, y de paseo por el resto de la ciudad me encontré con este mercado en la plaza Mayor, que se celebra todos los segundos fines de semana. [También me dió tiempo a una jornada de pesca en Caleao, pero eso es otra historia...]

Hay un poco de todo, neo-artesanías, quesos, panes, etc... pero no pude traerme ninguno, así que me quedé con ganas de probar el pan de escanda y algún que otro queso... Habrá que volver.

Pero lo que me llama la atención es la proliferación de nuevos panes asociados a los productos ecológicos-orgnánicos-etc. Con los quesos por ejemplo se mantienen las viejas recetas con los nuevos métodos y máquinas, formas de empaquetado y por supuesto distribución, etc. En cambio con los panes, me da la sensación de que las recetas no se respetan y se añaden a la lista nuevos panes, de fuera o inventados, introduciendo más harinas, etc. Podría llamarlo 'efecto yogur-natural', puedes encontrarlos de todos los sabores, con añadidos sanísimos, pero ¿dónde está el yogur natural?

Es decir, con una nueva forma de conseguir la harina se hacen nuevos panes. En cambio con el queso no ocurre que con una nueva forma de hacer queso se hagan nuevos quesos... ¿será cosa de la denominación de origen? ¿Será que nos parecen rancios, que nos dan mal rollo, que todo lo viejo huele? ¿No se puede compatibilizar tradición y modernidad, viejas formas de hacer pan, recetas de siempre con máquinas y materiales de ahora? ¿Será que las recetas se quedan en la familia y cuando ningún hijo quiere seguir con la panadería ese pan desaparece para siempre?

Como mi cultura sobre el mundo del pan es limitadita, no puedo saber hasta qué punto un pan es de la tierra o no... o hasta qué punto se ha modernizado, o si los cambios de horno, harinas, etc pueden llegar a cambiar tanto un pan... No tengo nada en contra de los nuevos panes, algunos están buenísimos. [Ya dije que en Madrid, el pan más tradicional que conozco es la pistola... así que todo lo demás es nuevo].

Pero sí me da pena que desaparezcan formas de hacer pan... y por otro lado no entiendo que eso pueda seguir ocurriendo... no entiendo que una técnica que tiene una parte de reivindicación y recuperación de ciertas cosas de antes no quiera seguir una cierta tradición ligada al lugar... y con este blog me gustaría apoyar el mantenimiento de estas recetas tradicionales y locales con la ayuda de todo el que quiera participar, claro. ¡Viva la panidiversidad!

Información con más detalle -horarios, próximas fechas, listados de artesanos...- en su web:
http://www.ecologicoartesano.com/

2 comentarios:

Gourmet de provincias dijo...

Descubrí este mercado de casualidad en una de mis primeras visitas a la ciudad y me pareció una estupenda idea, tanto por la oferta (aunque, como dices, hay de todos) como por la ubicación.

Un atractivo más para una ciudad que me encanta.

más pan dijo...

Como primer comentario tengo que celebrarlo y darte las gracias por participar :D

No estuve ligero y no me di cuenta de hacer una foto del lugar -la falta de costumbre-, en su web hay alguna.